top of page
  • anai82

¿Cuántas formas de decir “sí” tenemos los españoles?

Si has estado en España, te habrás dado cuenta de lo mucho que decimos la palabra “vale”. Seguro que habrás entendido que es el equivalente al “ok” inglés.



Hagamos un poco de etimología: “Vale” es una interjección que procede del verbo “valer”. Este verbo, viene del latín “valeo”, que significa “tener fuerza”. Es decir, cuando decimos “vale”, en realidad queremos decir que lo que dice la otra persona tiene fuerza o valor.


El caso es que en el siglo XX ya estaba muy popularizada esta interjección, pero a la Real Academia Española (RAE, para los amigos) no le gustaba mucho esta palabra. Le parecía vulgar. Cosas de la RAE. Con lo que no contaba la Altísima es que muy poco tiempo después comenzaría a popularizarse el “ok". Por cierto, si quieres saber más sobre la historia de esta palabra ("ok"), no dejes de leer este artículo que desmonta el mito de que procede de "0 killed". En este punto, los sabios de las letras se reunieron para debatir qué preferían si el foráneo “ok” o nuestro vulgar “vale”. Y decidieron que, ante todo, somos españoles y “mucho españoles”, así que al “ok” lo tiraron a los perros, y nos quedamos con nuestro “vale”.


Desde entonces decimos “vale” para decir que estamos de acuerdo con algo. No sé si a los académicos les durará la urticaria desde el siglo pasado.


Pero no es la única forma que tenemos de asentir*. También usamos mucho el “ya”. Es divertido observar, como profesora de español, cómo los estudiantes que viven en España quieren adaptarse a nuestra comunidad e intentan usar nuestras palabras. Lo gracioso es cuando las usan en el contexto equivocado. Pobres. Entonces, empiezan a decir “ya” como sinónimo de “sí”. Y suenan más alemanes que españoles.

Atención: si estás en España, no uses “ya” si no estás completamente seguro de cuándo usarlo. Suena raro.


Usamos “ya” cuando queremos expresar algo así como: “ya lo sé”. Es decir, cuando el interlocutor afirma que conoce la información que le están diciendo. Por ejemplo:


- Hoy viene Luis a comer.

- Ya, me lo dijo ayer.


- Pobre Pedro, ayer le despidieron.

- Ya… Hablé con él y me lo contó.


Otra forma que tenemos los hispanohablantes, al menos los de España, de asentir es usando la forma lexicalizada “venga”. Esto es más típico del lenguaje oral. La usamos cuando queremos expresar que estás de acuerdo con un plan que te proponen. Por ejemplo:


- ¿Vienes esta noche al cine?

- ¡Venga, vale! Me apunto. (Fíjate que aquí incluso están juntitos el “vale” y el

“venga”).


- ¿Te apetece que pidamos pizza para cenar?

- ¡Venga!


Si quieres saber más sobre imperativos lexicalizados, es decir, verbos en imperativo que con el uso se han convertido en expresiones con un significado diferente al del verbo original (como, por ejemplo, este “venga”), puedes entrar en este link: https://www.youtube.com/watch?v=HDokZsh8nbI&t=7s.


Y, recuerda, si quieres saber no solo de gramática, sino de pragmática , reserva una clase de prueba en www.plataformadeespañol.com.


¡Venga, hasta luego!



* Asentir: decir "sí".



57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page