top of page
  • anai82

El misterio de los dos apellidos en España, ¿por qué tenemos dos apellidos?

¿Y, por qué no? Es decir, ¿por qué en el casi todo el resto del mundo se usa solo el apellido del padre y nunca el de la madre? Me parece de una gran injusticia desde el punto de vista feminista.

Aunque si nos ponemos técnicos, realmente lo que predomina es siempre el apellido del padre, tengas uno o dos apellidos. Veamos el ejemplo de mi propio nombre: Anaí López Ballesteros. Efectivamente, “Ballesteros” es mi apellido por parte materna, pero aún así, este es el apellido paterno de mi madre. El padre de mi madre (mi abuelo) tenía como primer apellido “Ballesteros”. Es decir, lo miremos como lo miremos, únicamente existe un linaje masculino.


Es bastante llamativo (desde la perspectiva de género) el hecho de que nunca en la historia haya existido un linaje puramente femenino. Solamente se ha conservado el masculino. En España tenemos esta pequeña trampa, usando el apellido “de la madre”. Bueno, no está mal tampoco, pero es un poco *mentirijilla.


Estudiemos por qué esto es así.


La explicación viene de la necesidad de ordenar un poco el caos administrativo en el que se vivía antes del siglo XVI.


En la Edad Media no era habitual tener un apellido como lo conocemos hoy en día, y mucho menos dos. La gente tenía un nombre de pila: Pedro, por ejemplo; y una especie de apellido que describía alguna característica física, la profesión o el origen del padre. Así, podíamos encontrar gente que se llamara “Pedro de Lucena”, “María la *Coja” o “Raimunda *Herrero”.


Pero este sistema era algo caótico, ya que, a veces, se daba el caso de que no todos los hermanos nacían en el mismo sitio, con lo cual, podía ser que no tuvieran el mismo apellido. Un lío tremendo cuando había que repartir *herencias, por ejemplo.


En este momento apareció un gran personaje (que hizo mucho por la cultura en este país): el Cardenal Cisneros. Este fue el primero en poner un poco de orden y dijo que a partir de entonces, todos los hijos recibirían obligatoriamente el apellido del padre. Esto pasó en 1501.


A lo largo del siglo XVI, la clase alta española se dio cuenta de que no quería que el nombre de la familia de la madre desapareciera. Así que reivindicaron que también figurase el apellido materno. Y así se hizo.


Esta práctica del doble apellido existió durante algunos siglos después, principalmente entre la aristocracia, que quería presumir de *abolengo. Pero, para el sigo XIX esta costumbre ya estaba extendida en el resto de la sociedad. Todo el mundo quería que permaneciese el apellido de la familia de la madre. Era ya tan frecuente que se instauró como ley oficial en 1889.


Así que, como vemos, ya llevamos varios siglos en España respetando el doble apellido.


Algunas particularidades de los apellidos en España:


- ¿Cuál es el apellido más común?: Según un informe de este mismo año, “García” es el apellido más habitual en España. Lo tienen casi un millón y medio de personas. El segundo más frecuente es “Rodríguez”, con casi un millón de personas. Y el tercero, “González”, que también lo tienen casi un millón de personas.


- ¿Qué significa el sufijo “ez”?: En España, existen muchos apellidos que acaban en “ez”, como “López” o “Fernández”. Esta terminación significa “hijo de”. Probablemente, según algunos lingüistas e historiadores, el origen de este sufijo sea prerromano. Así, “López” significa “hijo de Lope”; y “Fernández”, “hijo de Fernando”. Es el mismo caso que ocurre en inglés con el sufijo “son”. También significa “hijo de”.




Glosario:

*Mentirijilla: mentira pequeña.

*Cojo/a: Persona que tiene problemas para andar porque tiene alguna discapacidad en sus piernas o pies.

*Herrero: profesión del que trabaja con el hierro.

*Herencia: es el dinero o posesiones que recibes de tus padres cuando estos mueren.

*Abolengo: la ascendencia de tus antepasados.


27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page