top of page
  • anai82

GUÍA PARA LOS EXÁMENES DELE (PARTE II)

En la entrada del blog anterior hablé sobre las dudas básicas sobre este examen. En esta voy a centrarme en la utilidad del DELE, es decir, para qué cosas puedes necesitarlo.


A1: Básicamente, las personas que se examinan del A1 lo hacen por una cuestión de motivación personal, ya que es un nivel demasiado bajo para que tenga valor a nivel profesional o laboral.


A2: Tener este nivel es un requisito indispensable para la nacionalidad española. Para obtenerla, además de tener un nivel mínimo de A2, son imprescindibles otras cuestiones, como la permanencia en España durante un determinado tiempo (no en todos los casos) y el examen de nacionalidad.


B1: Este nivel acredita que el alumno puede valerse con el español a un nivel medio, pero sin llegar a ser superior. Así que, si quieres acceder a cursos o másteres de la universidad, no te valdrá con el B1.


B2: este nivel ya tiene una aceptación más alta tanto en el sector académico, como en el laboral. Si quieres ir a vivir a algún país hispanohablante es muy recomendable que te examines de este nivel, o incluso del C1.


C1: Este nivel es el que se pide para acceder a algunos puestos de trabajo, o a estudios de máster. No siempre en obligatorio. Dependiendo de la compañía o universidad, exigirán un B2 o un C1. Si tienes lo conocimientos suficientes, siempre es mejor optar al C1.


C2: Este nivel es recomendable para aquellos que quieran dedicarse a la enseñanza de español, sobre todo, si quieren optar a ser examinadores oficiales del examen DELE. Se trata de un nivel muy alto en el que no vale solo saber español. Las pruebas requieren, también, conocimientos de cultura (no nos engañemos, hay que ser algo listo). Así que, si quieres examinarte, debes saber que no todo el mundo aprobaría este examen. Ni siquiera un hispanohablante.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page