top of page
  • anai82

¿Por qué a los ladrones se les llama “cacos”? Otra de mitología

Como sabéis muchos de los que leéis con cierta regularidad estos artículos, tengo debilidad por lo relacionado con la mitología. Y más todavía, si esos mitos suponen el origen de expresiones o palabra en español.


En esta ocasión le toca el turno a la palabra “caco”. Ser un caco significa ser un ladrón. Es cierto que cada vez está más en desuso y cuando queremos hablar de alguien que ha robado preferimos el término “carterista”, “atracador” o “ladrón”. A día hoy suena a peli costumbrista escuchar algo como: “Han entrado los cacos en casa”.


Pero la palabra existe y, sobre todo, ha existido durante muchos años en nuestro parlamento habitual, así que merece un homenaje. Y más aún, teniendo en cuenta su más que curioso origen.


Parece que el dios griego Hércules se encontraba por lo que hoy es la provincia de Zaragoza realizando alguno de sus doce trabajos. Y al llegar al Moncayo conoció a un gigante famoso de esa zona llamado Pierres. Juntos decidieron ir a visitar a otro titán que habitaba en una cueva cerca del municipio de Los Fayos. Este titán se llamaba Caco (con origen en la mitología romana) y tenía una hermana, tan fuertota como él, a la que Hércules y Pierres le preguntaron dónde vivía su famoso hermano. La muchacha, llamada Caca (sí, así es), les señaló la cueva de Caco levantando un carro uncido con mulas. El don de la fuerza estaba en los genes.


Hacia allí se encaminaron y, según cuenta la leyenda, los tres congeniaron muy bien, unidos por ese vínculo que solo la testosterona puede dar. Y como buenos machotes se fueron de caza. Quiso la fortuna que no encontraran presa que cazar, pero eso no les impidió hacer gala de su fuerza y cada uno hizo lo suyo: Caco cogió un león que pasaba por allí y lo abrió en dos, Pierres cogió una vaca y se la echó al hombro y Hércules arrancó un haya y la usó de bastón. Estas tres imágenes pueden ser vistas en la fachada del ayuntamiento de Tarazona.


La historia no acaba aquí. Como se indica al principio, Hércules estaba en España realizando su décimo trabajo, que consistía en robar unos bueyes a Gerión. Pero Caco (que significa “malvado” en griego) hizo honor a su nombre y se los robó. Cuando Hércules se dio cuenta, fue tras él. De camino llegó a Tarazona, que había sufrido hacía poco unas riadas y se encontraba devastada. Los habitantes le dijeron que si él los ayudaba a reconstruir su pueblo, ellos le dirían dónde se escondía Caco. Hércules accedió al trato y en una noche reedificó el municipio.


Este punto es importante ya que Tarazona está basada en dos mitos fundacionales: el de Tubal Caín, que construyó el pueblo; y el de Hércules, que lo reconstruyó.

Llegamos al final de la historia: Hércules encontró a Caco y, por supuesto, lucharon como dos titanes que eran con todo lo que pillaron a mano: el primero le echó encima al segundo una montaña (el monte Cauno). La leyenda dice que derivado de este hecho la montaña adopta el nombre de Moncayo, que significa el monte de Caco.

En fin... Un historión digno de ser incluido en el MCU. Y lo más importante de todo: el hecho de que se haya usado el nombre de Caco para dignificar a todo un gremio del sindicato del crimen.




81 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page