top of page
  • Foto del escritoranai82

Ser y estar: Si sabes de dónde vienen, sabrás por qué son tan condenadamente difíciles de aprender

Si eres profesor de español sabrás, como yo, que este tema es un *hueso en español. Siempre quedan cosas sin aclarar. Casi todos los profesores tienen la sensación de que el estudiante no ha terminado de entender todo bien.


Esto pasa así.



Es normal. Sencillamente, porque no es fácil de explicar.


Un poco de etimología:


Para empezar, esta dualidad entre estos dos verbos, básicamente, solo ocurre en español y portugués. Ni siquiera pasa en las otras lenguas latinas. Y no es fácil saber por qué. Una primera explicación (aunque no explica del todo el porqué de esta dualidad) viene de que el verbo “ser” procede de la unión de dos verbos latinos:


- Del verbo “esse” – significa “ser”.

- Del verbo “sedere” – significa “estar sentado”.


Esta unión dio como resultado “ser” en castellano. Y por diferentes cuestiones de evolución, este verbo generó dos matices: “aquello que expresa la esencia de algo”, y “aquello que expresa la circunstancia de algo”. De ahí, se separó “ser” y “estar”. Ya que se entendió que había dos matices diferentes y, por tanto, se tenían que crear dos palabras distintas para cada significado.


Vale, esta es la explicación etimológica. Ahora, la pedagógica:


Me gusta aclarar a los estudiantes que hay temas sobre los que es prácticamente imposible que se llegue a una excelencia lingüística. Es decir, siempre habrá algún error cuando se hable en español.


No quiero ser *petulante y afirmar que con mis cursos aprenderás, sin cometer errores, “ser” y “estar”; todos los usos del subjuntivo; las diferencias del pasado; etc.

Excepto que tu lengua sea latina, (y aún así hay diferencias, sobre todo en este tema) es difícil que nunca haya ningún error. Es muy normal que, sobre todo, los hablantes de lenguas alejadas del español cometan, de vez en cuando, incorrecciones.


No pasa nada, siempre y cuando sean puntuales. No que todo el discurso esté lleno de errores. Esto pasa mucho cuando no ha habido una instrucción. Cuando se ha aprendido español “en la calle”. ¿Por qué? Porque no hay reflexión.


Cuando estudiamos temas como “ser” y “estar” es necesaria una sistematización. Suena aburrido, pero es necesario. No siempre las clases son una fiesta.


“Ser” y “estar” no tienen usos intuitivos. Así como otros temas del español sí los tienen, este no. Es necesario aprender un sistema para clasificar los usos. Así, aunque alguna vez tengas errores, al menos, sabrás que los has tenido.


Muchos de mis estudiantes son capaces de autocorregirse. Quizá siguen cometiendo alguna incorrección, pero se dan cuenta. Y ese es el primer paso para acostumbrarse a decirlo bien.


Acabo de abrir un curso monográfico de 6 lecciones de “ser” y “estar”. Solo para estudiar los usos y practicar. No hablaremos de pasados, ni de subjuntivo, ni de “por” y “para”, solo de “ser” y “estar”. Para que aprendas los usos concretos que hay y seas consciente de ellos.


Entra en https://www.xn--plataformadeespaol-20b.com/clases-packs. Verás que, al final, está el curso monográfico de “ser” y “estar”.



* Hueso: Se dice de las asignaturas especialmente difíciles.

*Petulante: presumido/a, engreído/a.

46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page